fugi tivos

Sueños y espirales

Los sueños de Badreddin

with 4 comments

Y entonces Jafar le explicó la historia de Badreddin y Sett El-Hosn. Esta bellísima mujer, que vivía en el Cairo, fue condenada a casarse con un criado jorobado. Pero Badreddin, que se había enamorado de la chica y espantó al jorobado con la impagable ayuda de un genio, entró en la habitación nupcial y vivió una maravillosa noche de amor con ella. Durante la madrugada, dos genios se llevaron a Badreddin dormido y lo dejaron, desnudo, delante de la puerta principal de la ciudad de Damasco. Cuando el joven se despertó, se encontró rodeado de curiosos que le observaban. Badreddin les explicó que había pasado la noche en el Cairo con la chica más bella del mundo, pero nadie le creía, y el joven acabó dudando de si todo no había sido más que un sueño. Durante cerca de diez años, Badreddin vivió humildemente en Damasco, y en su interior se hacía más y más intensa la nostalgia por aquella mujer que creía haber querido durante una larga noche de verano. Mientras tanto, Sett El-Hosn no podía dejar de pensar en Badreddin, de manera que acabó pidiendo a su padre que lo buscasen por todas las ciudades del mundo. Después de un largo viaje, encontraron a Badreddin en Damasco, le encadenaron, lo metieron dentro de un baúl y lo llevaron a Egipto después de avisarle de que sería condenado a muerte. Badreddin estaba desconcertado y no sabía de qué le acusaban. Cuando llegaron al Cairo, viendo que se había dormido, lo llevaron directamente a la habitación de Sett El-Hosn, que previamente la había dejado tal y como estaba la noche de bodas, lo desnudaron y lo metieron en la cama. Cuando, al día siguiente, Badreddin se despertó y vio a su lado la mujer de sus sueños, pensó que acababa de despertarse después de la larga noche de amor que habían pasado juntos y se convenció que los años pasados en Damasco no habían sido más que una pesadilla.

Las mil y una noches. Noche 38 . Extracto de la adaptación y selección de Brian Alderson, en la edición en catalán de Anaya, “Les mil i una nits”.

Written by ertziano

27 agosto 2009 a 3:18 PM

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. jajajaja que putada para el pobre Badreddin

    Jara

    27 agosto 2009 at 11:40 PM

  2. Caray! Justo en este mismo instante visitaba tu blog!
    PD. Volaaaar :)

    fugitivo

    27 agosto 2009 at 11:41 PM

  3. Has tenido un gusto extrordinario al elegir la historia, y no se porqué pero diría que te sientes algo identificado con Badreddin…Probablemente me equivoque, pero es la sensación que me ha dado.
    Salu2!

    La copa de Circe

    30 agosto 2009 at 6:45 PM

  4. Está aún por descubrir mi Sett El-Hosn :) … El cuento me gustó por como Badreddin llega a dudar de su realidad, de sus propios recuerdos. Pensó que su vida había sido un sueño hasta dos veces. Y no me parece a mí que pueda ser tan difícil llegar a creer algo así bajo las condiciones adecuadas. Me hizo reflexionar. Porque si podemos dudar de nuestros recuerdos tan fácilmente y llegar a creer que esos recuerdos son falsos… El concepto de identidad, del “yo”, se tambalea… ¡Y qué frágil es el ser humano! Y quizás no dudemos del todo, pero los recuerdos mutan, cambian. Es decir, que somos tan frágiles como una veleta, que dice la canción de Amaral :).

    fugitivo

    30 agosto 2009 at 9:34 PM


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: